domingo, 16 de marzo de 2014



¿Y tú que haces?

Ayer tuve la suerte de participar en una charla sobre las mujeres luchadoras, las ponentes, activistas natas implicadas en política y movimientos sociales dijeron grandes verdades sobre la condición de la mujer en la actualidad.
Discrepé en ciertos comentarios, pero la realidad es que todos los que participamos en el debate estamos de acuerdo que el gran problema reside en la educación, incluso como comentó un compañero, la diferenciación de sexos se produce en el momento del embarazo, cuando nos dicen tras una ecografía el sexo del futuro nato.
Es cierto, si es una niña, la forma de tratarla es diferente de si es un niño, tenemos la tendencia a encasillar el color rosa para ellas y el azul para ellos. Para entendernos, el trato dulce que se le da a una niña, le está diciendo que es frágil, sin embargo al niño se le dice que como tal es fuerte y debe serlo.
La educación que damos a nuestros hijos debe cambiar, por que es la base que asienta su futuro comportamiento en la sociedad.
Hablamos de la condición social de la mujer, de la sobrecarga de responsabilidades que tenemos simplemente por eso, ser mujer. Aún así somos muchas las implicadas en el activismo, sacamos tiempo de donde no lo tenemos y actuamos. Esta capacidad se da normalmente en las mujeres por nuestra naturaleza organizativa y la falta de desaliento ante las adversidades.
Esto me hace reflexionar sobre todas las mujeres que conozco, pues muchas siguen dormidas, inmersas bajo las herramientas del control del sistema para tenernos hipnotizadas con un falso estado de bienestar.
Me pregunto, sobre todas estas mujeres que no actúan, que siguen indiferentes ante tantas injusticias e inconscientes de que sus hijos no tienen un futuro asegurado, por mucho que ellas se estén matando a trabajar para proporcionárselo.
Queridas amigas, necesito que despertéis, que os deis cuenta de la realidad, necesito ver vuestra valentía y que empecéis de una puta vez a abrir los ojos. Chicas, nuestro futuro y el de nuestros hijos está completamente embargado. ¿Vais a seguir viendo la televisión y creyendo todo lo que dice? ¿Vais a seguir inmersas en esa falsa realidad que os habéis montado? ¿Cuánto más necesitáis para despertar? ¿Acaso se os ha olvidado lo que sufrieron nuestras abuelas y madres en el pasado?
No sirve que me digáis que no tenéis tiempo para ser activistas, a través de la red también se puede actuar compartiendo noticias, opinando en foros de debate, leyendo medios independientes. Y no compartiendo chorradas que no tienen transcendencia.
No os dais cuenta que la televisión es una gran mentira programada para controlarnos a todos, no os dais cuenta que las cosas materiales no son importantes, no os dais cuenta que vestir bien, maquillarse y estar siempre guapas es algo superficial y muy secundario en la vida de una mujer, no os dais cuenta que por inercia educamos a nuestros en la más absoluta ignorancia de la realidad.
No os dais cuenta de casi nada, y me da igual que os enfadéis conmigo, pero si este post sirve para que alguna despierte de ese letargo indiferente, pues me daré por satisfecha.
¿Cuántas de mis amigas en este perfil van a ir a las marchas?
¿Cuántas de vosotras participa en manifestaciones?
¿Cuántas de vosotras ha participado en alguna asamblea o está implicada en un movimiento social o partido político?
Creo que las puedo contar con los dedos, así que repito chicas, despertad de una puta vez por favor.
Necesitamos que la solidaridad despierte en vosotras, y no me refiero a hacer donativos a Cruz Roja....
Aún así os mando un abrazo a todas!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Asamblea Popular, el Documental

Google+ Followers